Banner Ciuden
Actualizado 10:02
Titulares
  • Loading
Banner Plaza
Banner Diputación de León
Banner Valle del Oza
Banner Ecoembes
Banner Consejo
Ayuntamiento Cubillos del Sil
Libro Depresiones
Biblioteca Gil y Carrasco
REVISTA / Los 'papones' no van a la huelga porque no les afectan los ajustes Imprimir Correo electrónico
Miércoles 28 de Marzo de 2012 03:23
En su libro Eugenio d'Ors, anécdota y categoría, recuerda Antonio Lago Carballo —intelectual muy vinculado al Bierzo que formó parte del gabinete de subsecretarios que gobernó el país durante 16 horas de aquel 23-F de infausto recuerdo— la ya famosa fase atribuída al filósofo y escritor catalán: "En Madrid, a las siete de la tarde, o das una conferencia o te la dan". Ahora mismo no estamos para muchas charletas, en cambio parece evidente que, llegado el día, o ajustamos cuentas con la historia o el sistema que nos ha metido en esta crisis nos ajustará a nosotros. Es la palabra de moda, que tanto sirve para un roto como para un descosido: un recorte de inversión, un ahorro de gasto, un gesto de austeridad o un despido gratis total. Nadie está a salvo. Bueno, quizá los papones de la Semana Santa.

Así las cosas, se entiende que el escritor Juan José Millás se refiera a la huelga general de mañana como "una respuesta civilizadísima para una agresión salvaje". En su columna de hoy en La Crónica, Germán Valcárcel habla de Trinchera cívica. Aprecia en los métodos del Gobierno y de la patronal —"dirigidos por especuladores, negreros y dinamiteros del derecho social y laboral", anota— cierta similitud con "los utilizados por los nazis en los años de la Gran Depresión: reiteración constante de mentiras, xenofobia militante, nula transparencia, desprecio de los trabajadores, criminalización de los funcionarios, un absoluto cinismo y desconocimiento de cualquier ética". Y termina expresando su seguridad de que si el paro fracasa "la involución social que se avecina nos retrotraerá a tiempos predemocráticos".

En la web 29 marzo huelga general sin miedo invitan a señalar a través de un formulario las empresas que ponen dificultades al ejercicio de derecho de huelga. Aparece alguna que otra de Ponferrada, de esas a las que no les gusta (como al pintoresco presidente de la patronal berciana) que los trabajadores se hagan oír, siquiera por un día. Por si acaso, y para que todos conozcamos como es debido nuestros derechos, Praza pública ofrece un Manual para os traballadores que fagan folga o 29-M. Es raro que alguno de nuestros inefables emprendedores no haya llamado todavía a la policía para que detenga a esta especie de piquete informativo digital.

Mientras tanto, los ajustes continúan y llegan ya a los ayuntamientos. En el de León se anuncian 150 despidos. En Ponferrada parece que no, aunque hay división de opiniones según el medio que leas. El Plan de Ajuste podría afectar a la plantilla de Ponferrada, titula por ejemplo Radio Bierzo. Por su parte, Infobierzo apunta que Reiner Cortés anuncia recortes en la contratación de servicios y adelanta que el presupuesto municipal será de 47 millones, pero La Crónica asegura que Reiner Cortés anuncia un recorte de tres millones de euros y no descarta despidos. Y en un subtítulo apostilla que el portavoz del equipo de gobierno Se escuda en la obligación impuesta por el Gobierno y avanza reducción en los servicios. ¿Afectará también ese recorte al que llama El eco del Bierzo ‘Un servicio municipal deficitario e insuficiente’? O sea, al TUP. Pues ya se verá. De momento, y como para cuadrar las cuentas no alcanza con recortar, también se va a poner en marcha la máquina de recaudar. Y así, el decano nos advierte de que Ponferrada ampliará la ORA en la parte alta y el centro después de Semana Santa.

Ay, la Semana Santa. Las procesiones y Carlos Fidalgo traen estos días a mal traer a Paco Labarga, siempre tan apegado a todo lo religioso. Titula la última entrada de su blog De los minipasos a los minipisos y se asombra de que para ahondar "en el esperpento valleinclanesco", Ponferrada celebre este sábado una procesión infantil con pasos en miniatura: "minipasos que serán portados por minicofrades". Cree el periodista que "esta miniprocesión no es más que un entrenamiento para que los niños realicen una adecuada transición entre los minipasos y los minipisos a los que podrán acceder gracias a los minicontratos que les proporcionan depredadores, digo emprendedores, como Díaz Ferrán y otros ladrones y delincuentes parecidos y mucho menos lejanos". Quizá para reforzar el argumento (otra cosa no: el autor es todavía joven), este párrafo aparece al principio y al final del artículo.

Seguro que los papones no hacen huelga, porque no se conoce ninguna cofradía en la que hayan tenido que recurrir al ERE. Tampoco la harán los periodistas, en unos casos por los servicios mínimos (La orden de la Xunta establece que en TVG trabajarán 27 redactores, por ejemplo) y en otros... digamos que porque hay periodistas que son como curas y se deben a su sagrado ministerio. Leemos en Galicia Confidencial que O Sindicato de Xornalistas de Galicia chama á folga xeral e inmediatamente nos preguntamos qué pensarán los periodistas de por aquí. La respuesta la obtenemos en la web de su asociación (qué es eso de sindicatos, ellos no practican un oficio: ejercen una profesión, nadie se confunda): Nace la Liga de Asociaciones de Periodistas del Camino de Santiago. O sea, que andan todavía en eso tan viejo de crear una comisión (esta vez le llaman Liga) y organizar una cena. 

Ah, mañana no busquen esta Revista. Volvemos el viernes.

 

Guía Profesional

Agenda del Bierzo

Loterías