[MIRADAS] Ezquerrounionismo y sucesión intestada Imprimir
Sábado 02 de Febrero de 2019 11:21

EL OBSERVADOR PARCIAL | Esta semana ha sido la de los llantos, las despedidas y la súbita recuperación de la condición humana por parte de doña Gloria. El pasado lunes, mientras nuestra simpar alcaldesa esperaba para entrar en antena con su entrevista mensual en la radio más familiar de nuestra villa, los prebostes peperos entregaban su cabeza para encumbrar al mayordomo descartado hace cuatro años.

Se trataba de hacer el mayor de los daños posibles obligando a la defenestrada a improvisar contestaciones balbuceantes que no lograban disimular el evidente enojo de la señora Merayo. A partir de ese momento todo han sido lágrimas, desmentidos y advertencias, propias de la escenificación del más contencioso de los divorcios.

Y como no se puede estar en misa de funcionarios y en la presentación del candidato de la derecha al mismo tiempo, la providencial meteorología le ha dado una segunda oportunidad a la curia popular para hacer las cosas un poco mejor. Vuelven a tener la opción de invitar a la alcaldesa del Bierzo y a su fiel escudera para mostrar dientes o desdén en la presentación del señor Morala.

Del flamante candidato dice nuestro amigo hostelero que, digerido el sapo del desprecio con el que le castigaron el partido y su empresario favorito hace cuatro años, arriesga demasiado su merecida reputación aceptando el apadrinamiento del actual diputado, aspirante a ministrillo autonómico cuyos obscenos tejemanejes, hasta entonces sólo sospechados, han sido puestos crudamente de manifiesto en la operación Enredadera.

Por el otro flanco el pasado jueves se presentaba la alternativa municipalista. Los trampolines está claro que pueden ser tanto una asociación de comerciantes como una plataforma en defensa de la sanidad pública. Los primeros pasos de esta alternativa ezquerrounionista han sido de lo más democráticos: la expulsión marbellí de los que no le reían las gracias a los integrantes de la mesa madura (en el sentido venezolano del calificativo) que dirigía el acto manu militari. Los devaneos del portavoz del movimiento defensor de nuestra sanidad, llamando a todas las puertas del espectro rojo de la ciudad del puente, nos los iba comentando nuestro amigo sin darle opción alguna de llegar a la Casa Consistorial. Corre el riesgo de quedarse sin portavocía y sin concejalía, lo que lo condenará al ostracismo.

Y mientras tanto, el aspirante a político (¡qué aburrido es el tío!), se dedica a buscar un modelo de crecimiento para nuestra ciudad. Nos ha traído a unos paisanos de don Mariano para que nos cuenten lo que hicieron en su ciudad. Entre el público comerciante y el no asistente (se ve que a los próceres de una zebraica asociación local no les importaba mucho el tema) genera mucha contestación la iniciativa. Nos dice el hostelero que se pregunta dónde estaban los que tanto dudan del término peatonalización cuando el gobierno de Riesco puso un megacentro comercial en pleno casco urbano y, sobre todo, a quién han venido votando desde entonces.

Y ya para finalizar: nos habíamos olvidado de que esta semana hemos tenido un Pleno Extraordinario. No queremos castigarles con la crónica del mismo. Si acaso subrayar la extrema impericia del hombre que sólo obedece a Eduardo. Doña Amparo, si no fuera tan de partido, estaría descojonándose de lo lindo en su casa. Por el contrario, su lealtad a las siglas le hará pasar vergüenza ajena.

 

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Al utilizar esta web usted acepta el uso que hacemos de las mismas. Para saber más sobre las cookies visite política de privacidad.

Acepto las cookies de esta web.

EU Cookie Directive Module Information