CGT recela del rescate del servicio de limpieza anunciado por la alcaldesa Imprimir
Jueves 08 de Noviembre de 2018 09:29

Contenedores en el barrio de la Estación, este jueves / BierzoDiarioContenedores en el barrio de la Estación, este jueves / BierzoDiarioEl sindicato sospecha que la decisión de recuperar la gestión de la basura esbozada por Gloria Fernández Merayo esconde la intención del equipo de gobierno de encomendarla acto seguido "a una determinada empresa".

La sección sindical de la Confederación General de Trabjo (CGT) en la concesionaria en funciones de la limpieza, recogida de basura y mantenimiento de zonas verdes de Ponferrada no se cree que el equipo de gobierno del Ayuntamiento albergue la menor intención de asumir la gestión directa del servicio. Es más, sospecha que la decisión anunciada este miércoles por la alcaldesa de llevar al pleno el rescate irá seguida de la posterior encomienda a "una determinada empresa".

Si esto sucede, explica la CGT en un comunicado, "lo que va a pasar es un empeoramiento en el servicio ya que los medios de los que disponen para realizar las tareas de limpieza y recogida están totalmente deteriorados o simplemente no están, con el riesgo que esto conlleva para la realización de dichas tareas y sobre todo para sus operarios". Los trabajadores, añade el sindicato, se sienten "utilizados y engañados por el constante enredamiento político y judicial del servicio de limpieza".

En el día de la celebración de la festividad patronal de los operarios de la limpieza, la CGT ha querido además explicar a la ciudadanía que ellos no tienen la culpa de la suciedad que acumula Ponferrada. En este sentido, señalan que las tareas encomendadas están sobre dimensionadas. A modo de ejemplo detallan que un barrendero "recorre una media de unos 20 kilómetros diarios con sus respectivos medios (carro, cepillo,pala, etc.) pero no solo se trata de andar, hay que barrer, hacer alcorques, vaciar papeleras, limpiar cartelería de las farolas y un largo etcétera, y últimamente hasta poda de árboles, no llegando nunca a poder limpiar en condiciones la zona asignada".

También desvela que "la basura de la ciudad se intenta recoger con tres camiones de dieciséis años de antigüedad y un montón de horas encima y con cinco operarios". Y matizan que "se intenta" porque en muchas ocasiones "resulta imposible realizar el cometido". El sindicato advierten de que la situación es susceptible de empeoar porque la plantilla contará con cinco efectivos menos por jubilación a partir de enero.

Con esta panorama, y sin que el horizonte judicial del embrollo se haya despejado, la CGT sospecha que la plantilla del servicio "seguirá tres años más, en el mejor de los casos, sin poder negociar un convenio ya caducado desde el 2015 y sin poder negociar las condiciones laborales, con merma de personal incluida".

 

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Al utilizar esta web usted acepta el uso que hacemos de las mismas. Para saber más sobre las cookies visite política de privacidad.

Acepto las cookies de esta web.

EU Cookie Directive Module Information